La comodidad en un par de Ariguacha

ariguacha7

Para quienes me siguen de hace tiempo sabrán que amo la comodidad en mi cuerpo, sobre todo en cuestión de calzado, por eso es que amo usar huaraches siempre que puedo, sobre todo cuando quiero darle más libertad a mis pies.

Recuerdo que hace algunos meses, uno de mis pares de huaraches terminó de dar sus últimas después de mucho y fue así como decidí emprender mi búsqueda para encontrar otros; estoy segura que no pude elegir mejor que los de Ariguacha.

Esta marca guerrerense la conocí precisamente a través de su fundadora Zazil Berrum, quien tiempo atrás me había platicado acerca de este proyecto y por azares del destino todo se acomodó para estrenar mis primeros pares de Arcelia.

Todo comenzó hace tres años en colaboración con un taller de artesanos a cargo del señor Guillermo González, quien sustenta a su familia a través de éste. La idea surgió por el interés de Zazil de fomentar el uso del huarache de la región de tierra caliente, Michoacán-Guerrero (aunque el taller se ubica en el municipio de Huetamo, Michoacán) para uso cotidiano y así también realzar el trabajo artesanal de la zona de ambos estados que por su cercanía realizan el mismo tipo de huarache.

Cabe mencionar que yo siempre tengo la duda de los nombres de las marcas y me hizo muy feliz saber el origen de Ariguacha que se basó en un regionalismo: “Ari” que hace referencia a una expresión de asombro (equivaldría a “ora” de la región Costa Chica de Guerrero) y “guacha” es como le dicen a las niñas (en caso de ser niño se le diría “guache”). El girasol en el punto de la “i” se seleccionó porque es la flor favorita de Zazil y como toque femenino.

Como les escribí hace un momento, los huaraches que yo adquirí son uno de los dos modelos que maneja la marca: Arcelia y Altamirano, cada uno lleva el nombre de un municipio que conforman la región de donde son originarios.

“Al adquirir un par de huaraches no sólo es el calzado, también es tiempo, esfuerzo y un pedacito de la persona que los hizo”

Yo sigo aprovechando que aún hay días calurosos por Guanajuato para caminar con mis huaraches por todo el centro de Guanajuato. Me gusta mucho que hay una gran variedad de colores como los celeste y el tradicional café que uso. Además, su diseño ha llamado mucho mi atención en ambos modelos, aunque definitivamente no cambió por nada mis queridos Arcelia.

Si te interesas por adquirir un par, te dejo aquí las redes sociales de ariguacha para que pidas los tuyos, Facebook (clic aquí) e instagram (clic aquí) ya sea que vivas en un lugar de clima caliente o que el otoño aún no toque tu puerta, siempre es bueno tener la comodidad de unos huaraches.