Lolkina: flores para dar y recibir

lolkina10

Hace tiempo, al iniciar la primavera para ser exacta, les platicaba que era una de mis estaciones favoritas, pues sentirme rodeada de flores me subía los ánimos al instante; precisamente, algo que agradezco mucho dentro de los textiles es la variedad de bordados con flores que podemos encontrar y que los 365 días del año son perfectos para usarse.

Para mi, fue un sueño hecho realidad encontrarme con una marca como lo es LOLKINA, todo lo que había soñado portar en prendas o accesorios estaban materializados gracias a la talentosa Marisol Martínez. De verdad, no puedo explicarles como mi cara brilló al apreciar cada uno de sus diseños.

La increíble historia de esta marca 100% mexicana comienza en el 2010, cuando Marisol decide realizar su servicio social en Yucatán con un grupo de artesanas, no tenía idea del gran proyecto que le esperaba. Dentro de las mujeres con las que la diseñadora trabajó estaba María Félix, que sin duda, por su interés para conocer nuevas técnicas que pudiera aplicar a sus bordados y su empatía, formó una historia de amistad con Marisol, que fue y es el núcleo de la marca Lolkina.

Gracias a la iniciativa de ambas y después de algunos años de pruebas, esfuerzo, trabajo duro y dedicación, pero sobre todo una gran confianza por lo Hecho en México, en octubre del 2013, dos años después de que Marisol había egresado de la Universidad Iberoamericana, ella decidió formalizar la relación de trabajo que tenía con María Félix

En la actualidad Lolkina no sólo diseña, comercializa y vende accesorios con bordados totalmente yucatecos, si no que amplía sus horizontes al incluir prendas y calzado (como este hermoso kimono y las lindas alpargatas que les presumo) como parte de la innovación en la moda tradicional mexicana y que a la par promueve el fomento a la cultura y el desarrollo económico de comunidades rurales. Ahora no sólo Marisol y María Felix comparten el amor por la marca si no que con el paso del tiempo más mujeres artesanas se han ido integrando al equipo de Lolkina (flor de día) que más que un equipo estoy segura que es una familia, y parte de la filosofía de trabajo es que ellas tengan plena libertad a la hora de escoger la combinación final de colores y los dibujos de las flores que bordarán ¿y quién mejor para hacerlo?

Su éxito ha sido tal que no solo cuentan con varios puntos de venta alrededor de México si no que sus productos también son solicitados en el extranjero, conoce más de su trabajo en su página oficial y si como yo, ya estas pensando en romper el cochinito para adquirir sus productos, te dejo su tienda en línea. No olvides seguirlos en sus redes sociales en Facebook e instagram para estar al tanto de cada uno de sus próximos diseños  y convierte a Lolkina en una de tus marcas mexicanas favoritas.