RUSENS COSMÉTICA NATURAL

rusens1

Hace ya tiempo, decidí cuidar mi piel con productos más naturales, orgánicos y por supuesto, hechos en México, y aunque ya estaba determinada no tenía idea de cómo o dónde empezar a buscar, pero gracias a un viaje a Guadalajara conocí y me enamoré de Rusens, cosmética natural.

Hay que admitirlo, olvidamos darle el mismo o mayor cuidado a nuestro órgano más grande –la piel- a como cuidamos nuestras prendas o accesorios. El primer producto que probé de esta línea fue el que me convenció de saber más de Rusens.

Esta empresa es 100% mexicana y liderada por 3 mujeres, socias, amigas y emprendedoras, quienes buscan hacer un cambio positivo en el mundo a través de la cosmética natural. Rusens nace a finales del 2014, en la ciudad de Aguascalientes, por la necesidad de muchas que como yo, buscan tener a su alcance productos más saludables para el cuidado de la piel. Gracias al compromiso por la salud de las personas y el medio ambiente y tratando de mantener un equilibrio entre la naturaleza y la piel es como se crean productos artesanales de calidad y con la garantía de no utilizar ingredientes dañinos para el cuerpo humano.

Tengo más de dos meses utilizando los siguientes productos y aquí te dejo mi reseña de cada uno de ellos, no olvides seguir a Rusens en Facebook, instagram y su página oficial para ver completo su catálogo.

  • Jabón de olivo con avena y miel: ¿recuerdas que comenté que fue el primer producto de la marca el que me hizo acercarme a toda la línea? Pues bien, fue este mágico jabón. Por sus ingredientes naturales utilizados frecuentemente para mascarillas caseras el resultado es asombroso, no miento al recomendarlo ampliamente. Sirve mucho para pieles de mixtas a grasas, me deja totalmente sin brillo y aún así mi piel queda suave, poco a poco elimina las impurezas, piel muerta y algunos brotes de acné por la suciedad y el polvo del día a día. Mi recomendación es humedecer el rostro primero y después frotar el jabón directamente pero con el cuidado y la delicadeza necesaria para no maltratar nuestra piel, realiza movimiento circulares hasta crear una espuma ligera y enjuaga como de costumbre. Amo este jabón, yo lo uso día y noche.
  • Bálsamo labial: Hay un problema que es muy recurrente en mis labios y es la humectación, tengo una gran cantidad de labiales y realmente no importa si son mate o no, todos me dejan resequedad. Con este bálsamo labial de karité y cacao mis labios han quedado reparados. Lo uso como humectante y en ocasiones como exfoliante después de quitar restos de algún labial, es más, para esos días que quieres andar con un maquillaje neutro resulta de lo más favorecedor, ya que deja un color rojizo muy natural y debo decir que aunque no quería crear muchas expectativas de este producto me dejó sorprendida.

  • Exfoliante facial y purificante: Es el complemento perfecto del jabón de olivo con avena y miel, yo lo uso una o dos veces por semana. Sus ingredientes enriquecidos de granos de cereales nutritivos y vitamina E me han ayudado a eliminar la piel muerta y proteger mi piel. Es el producto con el que sentí el resultado a la primer semana, recuerda que es muy importante exfoliar el rostro para mantenerlo sano y con su brillo natural. Humedece tu rostro y con lo que alcances a tomar entre tus dedos crea una pasta homogénea que aplicarás suavemente y con movimiento circulares en tu cara, deja actuar y retira lavando delicadamente con agua.

  • Protector solar mineralizado: Este es un consejo que creo todas hemos escuchado y muy pocas lo hacemos, lo admito, antes yo tampoco le daba la importancia necesaria a usar protector solar diario, pensaba que sólo era para cuando se iba a la playa o sabías que ibas a estar un largo tiempo en el sol, y es que la verdad pasamos más del 50% de nuestro día bajo sus rayos, no importa si hay clima nublado o no sentimos sus efectos, con el tiempo nuestra piel se va debilitando debido a ello. Me hice el hábito de utilizar este protector solar mineralizado con 50 FPS enriquecido con aloe vera y aceites naturales que increíblemente y a pesar de ser humectante no deja la piel grasa, y ni siento que lo llevo. Los resultados no los percibí hasta la tercer semana, cuando vi que poco a poco fueron despareciendo algunas manchas ocasionadas por el sol, lo mejor de esta presentación es que es como de bolsillo y puedo llevarlo a todas partes, ya me lo pongo a todas horas.

  • Exfoliante corporal semilla de uva: No sólo es nuestro rostro, la piel de todo el cuerpo merece las mismas atenciones, con este exfoliante corporal podrás consentirte una o dos veces por semana para lucir esos hombros y piernas hermosas. Creado con semilla de uva, aceites naturales, vitamina E y antioxidantes, notarás como se suaviza tu piel, como ya no te sientes áspera ni reseca y es más fácil depilarte algunas zonas. Yo lo uso mientras me baño, dando pequeños masajes, sobre todo en la parte de mis hombros y piernas, también sirve como relajante. Créanme necesitan probar un exfoliante corporal y regalarse media hora más en la ducha (obvio sin desperdiciar agua).