Un fin de semana en las Grutas de Tolantongo

tola5

Una escapada fugaz de la rutina diaria de la escuela o del trabajo a las Grutas de Tolantongo en el Estado de Hidalgo fue lo que viví este fin de semana, aquí les comparto mi experiencia y la reseña de este viaje.

Después de 4 horas y media de viaje desde Guanajuato Capital hasta mi destino pasando por Querétaro y varios pueblos mágicos de Hidalgo hasta llegar a la última comunidad “San Cristóbal”, llegué a uno de los paraísos de México.

Daban alrededor de las dos de la tarde cuando topamos con la caseta de cobro para acceder tanto a las grutas como a las pozas, el principal atractivo turístico, el costo de entrada en esta temporada es de $140.00 MX por día, así que lo más conveniente es llegar muy temprano para disfrutar ambos lugares si es que tienes planeado quedarte sólo un día.

Antes de salir, me di a la tarea de investigar costos, hoteles y demás cosas que pudieran ser de utilidad en mi travesía, así que les cuento que los pocos que hay para alojarse no hacen reservaciones si no que de tal manera que lleguen los turistas es como se van ocupando las habitaciones; eso si, hay renta de casas de campañas para 2, 4, 6, 8 y hasta 10 personas, mismas que te colocan a la orilla del río que da a las grutas de agua termal. También hay pequeñas cocinas económicas con platillos variados, pero si no quieres gastar tienes la opción de llevar tu comida para la estadía, además encuentras por todo el camino venta de trajes de baño, zapatos acuáticos (muy recomendables por lo resbaladizo del piso) y flotadores.

Una vez ocupada la casa de campaña y con las maletas arregladas y protegidas, me dispuse a conocer primero el río de agua azul y las tan famosas grutas de Tolantongo; para llegar a ellas caminas alrededor de 15 minutos desde el estacionamiento, ten en cuenta que por motivos de seguridad los guardias del área no te dejarán entrar a las grutas con toalla, es por eso que unos 500 metros antes de llegar hay renta de locker para tus artículos personales y venta de fundas contra el agua para los teléfonos.

Hago un paréntesis y debo recalcar que todos los vídeos de youtubers que vi, realizan su viaje entre semana, ya que por ser un lugar que se mantiene abierto los 365 días del año, es mayormente frecuentado los fines de semana por personas de toda la república, así que, la experiencia no será la misma, aunque no por eso dejas de disfrutar.

“Al entrar a las grutas de aguas termales tu cuerpo se relaja completamente, el vapor del agua libera tu mente y te hace olvidar del ajetreo diario, además dentro de cada una de las grutas hay personas capacitadas por alguna emergencia”.

Una vez hecho el checkpoint de las grutas, bajé hacía el río azul, en el que podrás hacerte una mascarilla de barro natural y descansar entre cada sección formada por rocas del lugar.

Conforme cae la puesta de sol, varios somos los que salimos para atender nuestro estomago; yo comí una deliciosa mojarra frita en la cocina económica “La Flor” de doña Cris y pedí para llevar un café de olla que para que les cuento, súper rico.

Por la noche la música de trova y la luz de las fogatas de otros turistas enmarcan el paisaje, aunque no duré mucho, caí rendida sin darme cuenta.

Al día siguiente, desperté muy temprano para visitar las pozas, si, esas que parecen pequeñas cazuelitas en una montaña que dan una vista asombrosa desde las imágenes publicitarias. Eran las 8:00 am cuando llegué y ya había personas ocupando cada una de ellas, como les comentaba anteriormente, por ser fin de semana la ocupación es mayor. Caminé entre cada una buscando la que estuviera con menos gente y fue en esa en la que entré. Debo confesar que es toda una experiencia apreciar el paisaje, realmente las fotos no le hacen justicia a lo que tus ojos pueden ver.

En el lugar también encontraras restaurantes y otros atractivos como senderismo y tirolesa que por cuestiones de tiempo no pude realizar.

Sin duda, debes separar un espacio en tu agenda para maravillarte con las Grutas de Tolantongo. Espero mi pequeña reseña te sirva un poco para hacer tu lista personal.

Gracias por leerme

Besos y abrazos de luz de tu amiga:

La Marieta.